Talleres Muñoz Mendizábal

Talleres Muñoz Mendizabal

Pedro Ispizua

1942 - 1944

Bilbao, Vizcaya, España

Imágenes:

Denominación actual:

Autoria: Pedro Ispizua

Fechas 1942 1944

Colaboradores y detalle autoría:

Localización: País Vasco España

Dirección: Calle Rafaela Ibarra 1-5 , calle Botica Vieja 23 - 48014, Bilbao (Vizcaya) España

Memoria

Los Talleres Muñoz Mendizábal son otro magnífico ejemplo de la destacada arquitectura industrial que se construyó en Bilbao durante la posguerra. En el caso que nos ocupa hay que ponderar, además, que es uno de los ejemplos más reconocidos de la arquitectura contemporánea bilbaína por su apoteósico remate escultórico: un tigre de grandes proporciones.

La razón social Muñoz Mendizábal se dedicó a la fabricación de correas para persianas y adoptó la tipología de edificio en altura. Para su ubicación escogió un solar junto a la ría de Bilbao en el barrio de Deusto, por tratarse de una zona de uso industrial y por el carácter estratégico que le otorgaba la proximidad de la ría, de cara a la salida de su mercancía por vía marítima.

El edificio El Tigre es un brillante ejercicio de racionalismo no depurado, que ofrece como nota específica la recuperación del estilo art déco. Este estilo se percibe en el empleo de tres recursos ornamentales: las cartelas, los recuadros repetidos con motivos geométricos y florales, y las esculturas del torreón (un tigre de proporciones majestuosas) y del último piso (atlantes). Ispizua maneja esta ornamentación con sumo acierto, ya que es un recurso al servicio de la arquitectura para enfatizar sus valores. El elemento más difícilmente asimilable, el tigre que remata el torreón, hay que entenderlo como un recurso iconográfico al servicio de los intereses comerciales de la fábrica. Es preciso recordar que la escultura del tigre, obra del notable escultor Lucarini, es de gran modernidad.

El aspecto racionalista más destacado es el expresionismo de claras resonancias mendensolianas, conseguido mediante la acentuación del ángulo, gracias a un torreón circular de proporciones majestuosas. Otros aspectos propios del racionalismo son los huecos que tienden al concepto funcionalista de ventana apaisada, el efecto cromático conseguido con la combinación entre los aplacados de piedra, el revoco y la plaqueta de ladrillo, y el juego compositivo de contrarrestar la verticalidad del torreón con la horizontalidad de las hileras de huecos.
Gorka Pérez de la Peña Oleaga

Uso original: Uso industrialIndustria

Reportaje fotográfico:

Enlaces de interés: