Colegio de los Padres Dominicos

Fray Francisco Coello de Portugal Acuña

1964 - 1966

Langreo, Asturias, España

Denominación actual: Colegio Santo Tomás de Aquino

Imágenes:

Denominación actual: Colegio Santo Tomás de Aquino

Autoria: Fray Francisco Coello de Portugal Acuña

Fechas 1964 1966

Colaboradores y detalle autoría:

Localización: Principado de Asturias España

Dirección: Calle Melquiades Álvarez núm 50 - 33900, Langreo (Asturias) España

Memoria

Este colegio está formado por dos edificios independientes, cuyo diseño y posición vienen determinados por la forma de la parcela y el uso de cada uno de ellos. Alineado a un lindero de la parcela, se dispone un edificio alargado de planta rectangular, que contiene las aulas, despachos de profesores, secretaría y demás espacios complementarios como gimnasio y comedor en planta sótano. La planta baja se libera parcialmente hacia la pista de juegos, situada al sur, y genera un espacio cubierto alargado, de gran utilidad en los días lluviosos de Asturias. Las plantas superiores se articulan mediante un corredor alineado a la fachada norte, en el que se incluyen las escaleras de comunicación. Quedan así todas las aulas orientadas a sur, con vistas al patio del colegio. Este volumen se resuelve con una sucesión de crujías con estructura metálica, que cobra protagonismo en las fachadas y espacios interiores del colegio. Las fachadas norte y sur destacan, desde el punto de vista compositivo, por la presencia de la estructura y la apertura de grandes huecos acristalados. Los antepechos se resuelven con un acabado de gresite blanco.

La iglesia es exenta y tiene una geometría singular. Dispone de planta en forma de sector de circunferencia, lo que le permite adaptarse al espacio de la parcela. Esta forma acentúa la expresividad del espacio del altar, que se sitúa en el vértice, con los bancos en abanico. La cubierta, alabeada, asciende desde el muro curvo de acceso hasta el altar, donde se sitúa un lucernario. La solución estructural es de catenarias metálicas ancladas al muro cóncavo de hormigón posterior y a ocho contrafuertes en el lado opuesto, que interrumpen el muro curvo. El muro está resuelto con un cerramiento de bovedillas de hormigón aparejadas, con pequeños huecos cerrados con vidrio amarillo, que permiten el paso de una luz tenue al interior. Bajo la iglesia se sitúa un salón de actos resuelto con grandes vigas de canto de hormigón que salvan todo el espacio sin apoyos intermedios.

Valentín Arrieta Berdasco

Uso original: Uso docenteCentro de enseñanza primaria/instituto

Reportaje fotográfico: