Museu de Granollers

Andreu Bosch Planas, Josep Maria Botey Gómez, Lluís Cuspinera Font

1971 - 1974

Granollers, Barcelona, España

Imágenes:

Denominación actual:

Autoria: Andreu Bosch Planas Josep Maria Botey Gómez Lluís Cuspinera Font

Fechas 1971 1974

Colaboradores y detalle autoría:

Localización: Cataluña España

Dirección: Carrer Anselm Clavé núm. 40 - 08401, Granollers (Barcelona) España

Memoria

El Museo de Granollers nace como iniciativa de la sociedad civil en 1932. Ocuparía varias sedes hasta que, en 1979, se traslada al nuevo edificio firmado por unos jovencísimos Bosch, Botey y Cuspinera. El edificio constituye uno de los escasos ejemplos de equipamientos museísticos de nueva planta en la década de 1970 en Cataluña, siendo también singular por su poco habitual estilo brutalista que remite a ejemplos alemanes o ingleses de la época.

El emplazamiento es determinante en la concepción del edifico: un privilegiado solar en forma de L con doble fachada: abierto a una de las arterias comerciales principales de la ciudad y a una calle perpendicular formada por pequeñas viviendas unifamiliares entre medianeras. Esto determina el doble carácter del edificio en relación con el espacio público y la disposición del programa en la planta: un volumen con dependencias administrativas, accesos auxiliares y elementos de servicio en relación con la calle lateral y una fachada representativa hacia la calle principal. La fachada pública permite al viandante, a través de un gran paño acristalado en planta baja, la visión de los espacios expositivos y de la rica complejidad espacial del interior, caracterizada por el delicado uso de luz cenital a través de lucernarios en diente de sierra. El resto de la fachada, compuesto por grandes bloques de hormigón prefabricado con disposición irregular, acentúa el carácter público del edificio, evitando la composición tradicional de huecos de los inmuebles residenciales que lo rodean.

En el interior, los espacios se interconectan visual y funcionalmente en vertical a través de los vacíos, escaleras y rampas que los recorren. Destaca el uso del hormigón como material prácticamente único, con detalles sorprendentes como el uso de  forjados reticulares ejecutados con casetones recuperables, tipología constructiva asociada a aparcamientos o edificios de uso industrial.

Roger Subirà

Uso original: Uso cultural/ocio/turismoMuseo

Reportaje fotográfico: