Poblado de viviendas de los trabajadores de la Central Nuclear José Cabrera Unión Eléctrica Madrileña

Antonio Fernández Alba

1965 - 1966 (construcción)

Almonacid de Zorita (Guadalajara), Guadalajara, España

Imágenes:

Denominación actual:

Autoria: Antonio Fernández Alba

Fechas 1965 1966 (construcción)

Colaboradores y detalle autoría:
1965 (proyecto) - 1966 (construcción)

Localización: Castilla La Mancha España

Dirección: Central Nuclear José Cabrera - 19117, Almonacid de Zorita (Guadalajara) (Guadalajara) España

Memoria

Fernández Alba proyecta en 1965 un poblado de viviendas para trabajadores de la central Nuclear de Zorita sobre una trama de estructura arbórea apoyada en el antiguo trazado del ferrocarril del Tajuña que atraviesa la amplia parcela de UEM. La mayoría de las viviendas se proyectan en L, aisladas, agrupadas formando un conjunto en U invertida y en bloques de dos alturas con una vivienda por planta de acceso independiente que también conforman un conjunto en U. Cada una de estas unidades se inscribe en una burbuja circular que se materializa por medio de setos que delimitan los jardines privativos de cada vivienda. Cada unidad se inscribe en el entorno arbolado de nueva creación con espacios intersticiales ajardinados y viales rodados y peatonales. Fdez Alba tiene presente las propuestas de Utzon en Fredensborg pero también se refiere a las Usonian Houses de Wright, concebidas para un entorno suburbano. El trazado es orgánico, las viviendas y los grupos se disponen a modo de frutos dispuestos entre las ramas-viales del conjunto, sin elementos centrales que articulen la vida del poblado. Las viviendas están pensadas para preservar la intimidad de sus residentes tras la jornada de trabajo en común, los accesos se producen en curva para evitar las vistas directas sobre las viviendas y los garajes se diseñan como piezas circulares inscritas en el perímetro también circular de los recintos que configuran los setos. El diseño de las viviendas obedece a una atención por los procedimientos constructivos y los materiales que mejor se adaptan a la climatología de la zona, ladrillo visto y teja curva con remates muy contenidos, sin alardes ni referencias a tecnologías que puedan remitirnos al estilo internacional, incluso las carpinterías son de madera con aperturas cuidadosamente definidas. Solo algunos remates de esquina donde se despliegan ventanas, jardineras y unas ménsulas de hormigón muy estilizadas que la doblan aportan un gesto que alborota la contención del conjunto. Las zonas de día se orientan a sur y los dormitorios al este –o al oeste en los casos de pareados-ofreciendo al norte y al oeste-este fachadas cerradas pero no exentas de huecos que faciliten una correcta ventilación cruzada durante los días cálidos. Han llegado a nuestros días en un relativo buen estado de conservación si bien su futuro es sumamente incierto debido al cierre de la central y al aislamiento en que se ha mantenido el conjunto en las últimas décadas.

Las últimas viviendas proyectadas obedecen a un esquema de apartamentos en bloque recto  con igual orientación que las zonas de día de las viviendas,  cajas de escalera y tendederos de diseño circular singularizan el diseño de estas últimas piezas.