OGMA - Industria aeronáutica de Portugal

OGMA, Industria aeronáutica de Portugal -Hangar para globo aerostático / Hangares de manutención de areonaves / Complejo triton

Gabinete Aeroplaning Gmbh, Rolf Schmalor

1926 - 1969

Vila Franca de Xira (Alverca), Portugal, Portugal

Imágenes:

Denominación actual:

Autoria: Gabinete Aeroplaning Gmbh Rolf Schmalor

Fechas 1926 1969

Colaboradores y detalle autoría:

Localización: Portugal Portugal

Dirección: Alverca - , Vila Franca de Xira (Alverca) (Portugal) Portugal

Memoria

El complejo OGMA, estructura de carácter urbano ubicada en Alverca, se extiende entre la zona que ciñe el río Tajo y la línea del ferrocarril que lo limita por el norte. Ha funcionado desde su creación en 1918 como receptáculo de experiencias técnicas que implican una disponibilidad inmediata de la arquitectura, debido al carácter del programa de la empresa, inédito en Portugal.

Su aspecto era ya en 1926 claramente reconocible tras la construcción del inusual hangar geodésico para el globo aerostático (único en le mundo), concebido para montar y reparar las aeronaves. Determinado formalmente por el carácter de su función, el hangar se reconoce por su nave abovedada, con estructura de entramado de madera en forma de panal, en cuyo interior se encuentra un andamio fijo, formado por estrados, apoyado en uno de los extremos de la nave. La fachada, que da a la pista de aterrizaje, se desdobla en dos partes correderas para permitir la entrada de las aeronaves.

Se trataba, sobre todo, de resolver cuestiones de carácter estructural, especialmente en lo que se refiere a la manera de salvar grandes vanos, lo que dio lugar en los años cincuenta a la concepción de los impresionantes hangares de mantenimiento de aeronaves, que mediante un ingenioso sistema estructural mixto que proporciona una apertura que salva huecos de 120 y 160 m de luz, colgados de voladizos de 45 m, anclados mediante una rótula articulada con una estructura de celosía y que se fijaban al suelo mediante cables tensores en la cara opuesta.

Se trata de propuestas de gran amplitud técnica que se alejan directamente de una funcionalidad inequívoca y a las que se añade el magnífico conjunto Triton, fruto de un acuerdo con la Fuerza Aérea Alemana para la reparación de motores de turbina a reacción J79-Starfighter F104 y Roll’s Royce TYNE-Transall. Proyectado a principios de los años sesenta por el estudio alemán Aeroplaning GmbH, con la colaboración de empresas portuguesas como Sorefame y Somec, esta estructura está formada por siete edificios de gran pureza volumétrica que se agrupan en tres unidades funcionalmente diferentes.

Así, la primera de las unidades –la División de Motores– o edifico administrativo presenta, como único elemento “plástico”, una malla laminada de fibrocemento que recorre la larga fachada de 90 m, únicamente interrumpida para dejar paso a las dos entradas del edificio. En el tercer piso, una central de climatización da servicio no sólo al interior, sino también a las cinco naves (con un vano de 14 m y una longitud de145 m) del hangar central de montaje, que se unen perpendicularmente. Las particularidades técnicas de este hangar, que exige unas condiciones ambientales muy rigurosas –ausencia de polvo y una climatización integral– dieron lugar a la concepción de una cubierta muy peculiar en forma de lenteja, que abre una caja de aire entre dos parábolas dispuestas longitudinalmente en cada una de las naves, así como a una ausencia total de ventanas en los muros, construidos con los mismos módulos prefabricados (3,50, 0,625 y 0,10 m) protegidos con una pintura a base de resinas sintéticas y con un rejuntado de caucho, que cubren la superficie de los restantes edificios del complejo. Exteriormente, el conjunto funciona como una masa volumétrica a ras del terreno y alargada, cuya depuración se ve reforzada por el ondulado de las cubiertas en arco, recordando, de alguna manera, a las recientes propuestas del minimalismo.

Este sentido de reducción y síntesis se prolonga en los restantes cuerpos, teniendo que destacarse la configuración del edificio para pruebas, montaje y preparación de los aparatos del segundo núcleo –accesorios de motor– cuya forma se deriva de la necesidad de responder al peligro de explosión durante los ensayos de la turbina. Los paramentos exteriores del edificio, compartimentado en secciones modulares separadas por paredes de hormigón armado de alta resistencia con un espesor de 50 cm, están revestidos con placas metálicas, de manera que se desprendan en caso de presión en el interior. De esta forma, la cubierta plana se curva hacia arriba en los extremos. En la tercera de las unidades Triton, preparada exclusivamente para el ensayo de las turbinas a reacción de los motores “J 79” y “R.R. TYNE”, destaca el protagonismo de la vigorosa volumetría del banco de pruebas, separado estructuralmente del resto del edificio (con cimientos independientes), que extrae la máxima expresividad de su funcionalidad orgánica, con su cubierta en rampa que permite la salida del aire verticalmente.

Estos equipamientos, que se encuentran dentro de la esfera de lo “útil”, acompañados de un riguroso dominio de las tecnologías constructivas, no se contentan, sin embargo, con la mera función práctica de la arquitectura, consiguiendo extraer de su lado esquemático una traducción de un estado de contemporaneidad y la expresión de cierta modernidad cuyo valor fue ya señalado por la revista Arquitectura tras su construcción.
Rute Figueiredo

Uso original: Uso industrialIndustria

Reportaje fotográfico:

Enlaces de interés: