Restaurante Timanfaya, Restaurante El Diablo

Eduardo Cáceres Morales

1970 -

Yaiza, Lanzarote, Las Palmas, España

Current denomination: Restaurante Timanfaya, Restaurante El Diablo

Current denomination: Restaurante Timanfaya, Restaurante El Diablo

Authors: Eduardo Cáceres Morales

Dates 1970

Collaborators and details:

Location: Canarias España

Address: Montaña del Fuego, Parque Nacional de Timanfaya - 35560, Yaiza, Lanzarote (Las Palmas) España

Description

El sorprendente paisaje volcánico del Parque Nacional de Timanfaya, en Lanzarote, atrae un gran número de turistas pero el carácter extremadamente frágil de las formaciones de lava imposibilita que la visita se realice libremente: en el interior del parque solo se permiten las visitas organizadas en autobús, con origen y final en la Montaña de Fuego, que centraliza toda la infraestructura turística del mismo. 

La pieza clave de esta infraestructura es el restaurante “El Diablo” que actúa además como centro de visitantes, de interpretación, tienda, etc. Como a menudo ocurre en la arquitectura de Manrique, el edificio es, en sí mismo, una atracción turística; en este caso, gracias a sus imponentes cocinas exteriores, rodeadas de altos muros de piedra volcánica, que usan el calor del subsuelo para cocinar sobre grandes pozos. 

El edificio, además, asume su condición de mirador del parque: corona la montaña asomándose hacia una alineación de cráteres, con una gran sala comedor circular que enfrenta y captura el paisaje. La fachada busca minimizar su impacto desarrollándose en clara componente horizontal y usando el vidrio curvo –de suelo a techo, sin montantes ni estructura– prácticamente como único material que es capaz, además, de reflejar los cambiantes colores del paisaje del valle. 

El resto del programa (tienda, baños para visitantes del parque, piezas de soporte a los guías del parque, cocinas interiores y exteriores, etc.), se colocan en un edificio auxiliar, escondido detrás de la gran sala circular y con muros prácticamente ciegos de piedra volcánica. Este edificio anexo ha tenido que ser a ampliado considerablemente, lo que ha provocado que su impacto sea mayor del que habían previsto Manrique y Cáceres Morales en su proyecto inicial. 

Roger Subirà