Fábrica Oliva

Fábrica Oliva

Cunha Leão (ARS Arquitectos), Fernando Campos, Fortunato Cabral (ARS Arquitectos), Morais Soares (ARS Arquitectos)

1950 - 1960

São João da Madeira, Portugal, Portugal

Imágenes:

Denominación actual:

Autoria: Cunha Leão (ARS Arquitectos) Fernando Campos Fortunato Cabral (ARS Arquitectos) Morais Soares (ARS Arquitectos)

Fechas 1950 1960

Colaboradores y detalle autoría:
Detalle autoría:
Edificio administrativo: Fortunato Cabral, Cunha Leão y Morais Soares (ARS Arquitectos)
Edificio de fabricación: Fernando Campos

Localización: Portugal Portugal

Dirección: Rua Oliveira Júnior, Rua Fundição - , São João da Madeira (Portugal) Portugal

Memoria

Fundada en 1925, la fábrica Oliva se dedicó inicialmente a la industria de la fundición, cerrajería, serrado y carpintería mecánica, pero se consolidó y expandió a nivel nacional como fabricante de máquinas de coser. El edifico de fabricación de las máquinas de coser, inaugurado en 1948, albergará una producción que competirá en el mercado nacional, durante cerca de tres o cuatro décadas, con una de las principales marcas internacionales: Singer. La difusión de la máquina de coser Oliva asumió, de este modo, una importancia social sin par, tanto en el continente como en las colonias portuguesas africanas, posible, únicamente, a través de una sabia articulación entre el producto y su publicidad –destaca la organización de concursos de vestidos algodón y los numerosos puntos de venta existentes en el país–.

La actividad continuada durante cerca de ochenta años y la introducción de nuevos productos como las tuberías o las bañeras, fue creando un vasto recinto industrial que en 1987 ocupaba una zona de 120.000 m². Se trata de un conjunto articulado que presenta soluciones variadas asociadas a la evolución de las distintas épocas culturales y tecnológicas, sometidas a una lógica de crecimiento orgánico y salpicado de rasgos de inequívoca modernidad arquitectónica.

El edificio administrativo de gran interés formal (1950) se adaptó, con su volumetría redondeada, a un chaflán. Con una imagen funcional renovada, el gran hueco, que domina la vía pública principal, acentúa su contemporaneidad en el diálogo que establece entre una retícula vertical de hormigón armado, revestida de vidrio, y marcado de manera decisiva por la emblemática torre paralelepipédica, rematada por un reloj, y la horizontalidad que corresponde al estructuralismo de los pavimentos o de la cubierta plana, indicios de la acusada luminosidad interior. Asociados a este léxico exterior moderno se desarrollan en el interior grandes espacios abiertos, constantemente iluminados, en los que la organización de los despachos no se ve confinada en rígidas zonas compartimentadas, recordando, de algún modo, los principios funcionales que Frank Loyd Wright imprimió a su edificio administrativo para la forma SC Johnson & Son Company (1936-1939).

Con una concepción plástica notable, el edificio de productos generales (1961) rompe decisivamente con las soluciones de la construcción industrial. Mostrando un gran dominio de los nuevos materiales, los grandes huecos, con pilares y vigas rematados por una cubierta ondulada de fibrocemento, aparecen en su exterior a través de un plano redondeado que trabaja la repetición cuadriculada de los módulos de las ventanas, formando una superficie de irreprochable purismo estético.
Deolinda Folgado

Uso original: Uso industrialIndustria

Reportaje fotográfico:

Enlaces de interés: