Edificio para Instituto Social de la Mujer

Mauro Lleó Serret

1966 - 1968

Valencia, Valencia, España

Denominación actual: Escuela Profesional Xavier

Imágenes:

Denominación actual: Escuela Profesional Xavier

Autoria: Mauro Lleó Serret

Fechas 1966 1968

Colaboradores y detalle autoría:

Localización: Comunidad Valenciana España

Dirección: Calle Pintor López, 8 - 46003, Valencia (Valencia) España

Memoria

El Instituto Social de la Mujer se implanta en Valencia en 1959 bajo la tutela de la Institución Javeriana, al igual que en otras ciudades españolas. Su primer emplazamiento fue en la casa del Conde del Real, una construcción histórica del centro de la ciudad. Entre 1968 y 1969 el Instituto traslada sus instalaciones a un nuevo edificio, situado en una manzana próxima pero urbanísticamente de características muy distintas, a partir de un proyecto del arquitecto Mauro Lleó. La nueva parcela es de planta rectangular y ocupa un borde del barrio de La Seu, frente al puente gótico de la Trinidad sobre el Turia. Su perímetro está, en parte, definido por el trazado de la desaparecida muralla árabe de la ciudad.

Ante tal acumulación histórica, el nuevo edificio opta por una volumetría decididamente moderna, un prisma apaisado con cuatro plantas sobre la rasante y un semisótano. El esquema de organización es lineal, con el paso situado en la fachada posterior, aunque interrumpido en su parte central por la escalera. De este modo, las aulas disfrutan de las vistas al rio y de la orientación, y evita el poniente. 

En la planta baja se sitúa la administración mientras que en la primera y segunda se ubica el programa docente. En el nivel superior el uso escolar se compagina con la zona de servicios –refectorio y cocina–, emplazados a cada lado de la escalera. La última planta se destina para residencia de las religiosas, siendo necesario alterar el esquema funcional y desplazar la circulación a la posición central. Con habitaciones a ambos lados, se incorporan terrazas en las recayentes a suroeste. Separados de la docencia y con el fin de independizar su acceso, el salón de actos y la capilla se sitúan en el semisótano.

El edificio es de generosas dimensiones, necesarias para acoger el programa de enseñanza, en contraste con el tamaño más reducido de las viviendas colindantes. Sin embargo, sin renunciar a la rotundidad, el prisma se acomoda al contexto con una volumetría compacta que se ajusta a las edificaciones del entorno. Para ello, en la fachada principal tanto la planta semisótano como la primera se diseñan respetando las alineaciones y conformando un zócalo, mientras que en las plantas altas emerge un cuerpo horizontal en voladizo hacia el rio que acentúa el carácter dinámico del edificio, acorde con la vía de tráfico rodado colindante. En la fachada posterior, recayente al barrio, se mantiene la planeidad del cerramiento quedando enrasado con las construcciones vecinas. 

La horizontalidad del conjunto se enfatiza con bandas alternas de ventanas y antepechos de Ytong revestidos de Glasal, mientras que los pilares del esqueleto estructural metálico, recuerdo miesiano, imponen a las fachadas verticalidad, una composición más indicada respecto a las edificaciones residenciales que lo rodean. 

El acceso se muestra en la crujía central de la fachada principal mediante una sombra producida por una sencilla marquesina de perfiles metálicos.

Maite Palomares Figueres

Uso original: Uso docenteCentro de enseñanza primaria/instituto

Reportaje fotográfico: